MARU YA NO ES HUMANISTA<br> <br>EnVÍA A FAMILAS A LA BASURA<br> <br>PIDE PERDÓN A MIGRANTES ¿Y A LOS NUESTROS?

MARU YA NO ES HUMANISTA

EnVÍA A FAMILAS A LA BASURA

PIDE PERDÓN A MIGRANTES ¿Y A LOS NUESTROS?



QUE complicación para el Municipio de Chihuahua, haber desalojado a un grupo de vecinos que ocupaban áreas verdes de la colonia Nuevo Triunfo, para reubicarlos a Punta Oriente, eso sí bajo la promesa de que ocuparían una modesta vivienda, cosa que no sucedió.

El desalojo fue bajo la promesa de que se les otorgaría mínimo un cuarto, y los servicios básicos que mandata la Constitución, pero no ocurrió así y fueron a parar a un lote agreste en donde hoy cumplen tres días, durmiendo a la intemperie, sin agua, por lo menos no entubada y todo lo que ello implica.

A esta escena que ni siquiera padecen los migrantes, hay que agregarle las temperaturas extremas que se han registrado en estos días y que no haya un respuesta de ninguna instancia gubernamental, privada ni de las organizaciones civiles, que luego y sólo como ejemplo, se preocupan más por las mascotas que por los seres humanos. Así tan grave y delicado.

Hace unos días, el Municipio a través de la alcaldesa María Eugenia Campos Galván, debió ofrecer una disculpa pública por el tema de maltrato a migrantes ordena por la Comisión Estatal y Nacional de los Derechos Humanos, lo que fue correcto.

En ese momento la alcaldesa yerró, al decir que los migrantes son un riesgo para Chihuahua, pero ahora con los reubicados son un riesgo humanitario, cuando en contra parte la presidente, exhibe y presume un gobierno humanitario.

Nadie sabe por qué no se atiende a los reubicados, o por qué se les engaño. Por lo pronto, en redes de nuevo, la alcaldesa está destrozando su imagen, lo que nadie parece importar, y otros celebran.

Por qué no colocar a estas familias chihuahuense en los albergues municipales. Algo no está bien. La política puede generar de nuevo pérdidas de vida.