<b> MIGRANTES, BIENVENIDOS, PERO…<br> <br>NI DINERO NI INFRAESTRUCTURA<br> <br>CARNE DE CAÑÓN PARA CRIMEN ORGANIZADO<br> <br>REYES LE COBRA PRIMERA FACTURA A DUARTE</b>

MIGRANTES, BIENVENIDOS, PERO…

NI DINERO NI INFRAESTRUCTURA

CARNE DE CAÑÓN PARA CRIMEN ORGANIZADO

REYES LE COBRA PRIMERA FACTURA A DUARTE



SALVO QUE los paren antes y los regresen a sus países de origen, el avance de la caravana de migrantes hacía en norte, va a complicar a las entidades en donde se vayan a asentar.

Hay dos razones fundamentales para tal afirmación. El número es enorme, el más grande que se haya registrado en Latinoamérica más la incapacidad financiera y de infraestructura para soportar el fenómeno. Y una adicional se pueden convertir en carne de cañón para los grupos del crimen organizado.

Desde luego que para que regresen a sus países de origen, requieren de ayuda humanitaria internacional para que se generen fuentes de empleo en sus lugares de origen, más un compromiso real de los gobiernos locales, lo que evidentemente no ha ocurrido y por eso están en diáspora.

El plan dicho por los liderazgos de los seis mil migrantes, es dividirse en dos grupos, uno buscaría llegar a Tijuana y el otro a Ciudad Juárez; el pero es que, el trayecto es enorme y los puntos son los más lejanos partiendo de Chiapas, además de que se trata de las fronteras más importantes entre México y Estados Unidos y en donde los norteamericanos tienen mayor capacidad de respuesta, en este caso para contenerlos.

Por lo tanto veremos que sucede en las próximas tres semanas con el grupo de migrantes. El Plan B, es que se queden a vivir en México, sobre todo en alguna o varias ciudades fronterizas.

POR lo pronto en Chihuahua el gobernador del Estado, Javier Corral Jurado, ya dijo que los migrantes en su paso, tendrá un trato humanista y solidario en donde se hará un llamado a todos los sectores, para atender la caravana.

Desde luego que Javier Corral habló sólo del paso de los migrantes más no de recibirlos de manera permanente en Chihuahua, lo que decíamos al inicio del este material, existe una complejidad plena para esa hipótesis, pues es bueno dar la bienvenida a los hombres de buena voluntad, también tenemos en municipios urbanos y serranos, gente valerosa en condiciones de pobreza y pobreza y extrema. Todo reto, por lo más inédito. :::::

AUNQUE tardía ya se venía la separación oficial del PRI, del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, quien trae una docena de órdenes de aprehensión encima y para diciembre puede llegar a las 20.

Resulta cierto que el ex gobernador no ha sido ni sentenciado ni condenado por delito alguno, pero de que hay evidencia suficiente de que se llevó dinero público a nadie le queda duda, por lo tanto debería prevalecer la justicia sobre el derecho.

Dicen que uno de los precursores de la separación de Duarte, fue el otro ex gobernador, José Reyes Baeza Terrazas, quien ahora despacha desde una de las carteras más importantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

Desde la CDMX, aseguran que Graciela Ortiz González, también fue coautora de la suspensión de derechos a Duarte, en una coincidencia lógica en donde le hicieron manita de cochi a la dirigente nacional, Claudia Ruiz Massieu, para que de una vez por todas tomara la determinación.

En los hechos no pasa nada, Duarte debió haber sido expulsado del partido desde la presunción, pues el daño moral, político, electoral y social a PRI, ha sido devastador, consideraciones que serían suficientes para expulsarlo del partidazo.