<b> DESPIDOS DE CORRAL PROVOCAN CÓLERA SOCIAL<br> <br>NO SE JUSTIFICAN Y NO LOS INDEMNIZAN<br> <br> MARU, LO PIENSA Y CAPOTEA DESPIDOS<br> <br>POR FIN CORRIGEN SEMÁFOROS EN LA UNIVERSIDAD</b>

DESPIDOS DE CORRAL PROVOCAN CÓLERA SOCIAL

NO SE JUSTIFICAN Y NO LOS INDEMNIZAN

MARU, LO PIENSA Y CAPOTEA DESPIDOS

POR FIN CORRIGEN SEMÁFOROS EN LA UNIVERSIDAD



LOS DESPIDOS masivos que está realizando en Gobierno del Estado, fueron justificados por el ex jefe de gabinete y ahora senador, Gustavo Madero, bajo el argumento de que existe una deuda impagable; una quiebra técnica que provoca inacción del Ejecutivo y hasta ingobernabilidad.

Desde luego que el senador vuelve a traer al escena al ex gobernador César Duarte Jáquez, como el autor de todo los males que padece el Estado y tiene razón, pero despedir a dos mil servidores públicos con cargo a Duarte, ni consuela ni explica, menos justifica.

Para los trabajadores (o ex) del Estado, suena a una justificación tan fácil como no solicitada, mientras que las familias, la representaciones sociales y los sectores productivos y los partidos políticos, empiezan a cuestionar, las inversiones o gastos no prioritarios en donde se destinan cientos de millones de pesos.

Ejemplos hay varios, pero se señalan algunos, los informes de gobierno que podrían sólo entregarse al Legislativo y en una rueda de prensa dar a conocer los avances. Esos informes cuestan varios millones de pesos.

El convenio con el Canal 28 con un valor de 12 millones de pesos, la empresa que da cobertura al gobernador a quien se le paga ocho millones de pesos, más las empresa de monitoreo y encuestas que se llevan otros 10 millones de pesos al año.

Este año se destinaron 110 millones de pesos para producir/editar el periódico gubernamental, Cambio 16 y las instalaciones de un canal de televisión y dos estaciones de radio, las que tienen que ver con la imagen del gobernador Javier Corral, y su administración.

Y se señala además, como gastos no prioritarios los constantes viajes a la Ciudad de México, para celebrar ruedas de prensa, caravanas, carreras y encuentros como el que se celebró la semana pasada en Chihuahua con gastos de varios millones de pesos. Son datos del dominio público y existen otros.

Por otra parte, hay quienes entienden que es necesario adelgazar las nóminas oficiales, lo que resulta sano, pero también hay que liquidar a los trabajadores de acuerdo a derecho y sobre todo, no despedir a dos mil, para contratar tres mil, como suele suceder.

:::::

LA FIEBRE de los despidos se podrían replicar en el Municipio de Chihuahua, la presidenta, María Eugenia Campos Galván, ya advirtió que si los directores y su personal a su cargo no dan resultados ponen en riesgo sus posiciones.

La alcaldesa no descartó adelgazar la nómina, aunque tampoco lo anunció, pero lo que sí dejó en claro es que hay que hacer más con menos: aguas porque luego el ejemplo cunde, sea para mal o para bien.

El pero es, que la presidente Campos, no puede arriesgarse a enfrentar el rechazo social y sus sectores, cuando sus acciones, logros y objetivos, van a largo plazo.

:::::

UNA PALOMITA para la gente de Ingeniería Vial, que suponemos aún depende de la Policía Vial, luego de que después de varias semanas corrigieron la sincronía y tiempos de los semáforos de la avenida Universidad, desde glorieta a de Francisco Villa y hasta el canal de Chuvíscar.

El caso es que los semáforos en el trayecto señalado, invirtieron sus tiempos, es decir, le concedía 05 segundos a los automovilistas y 15 a los peatones, lo que provocan filas kilométricas sobre la avenida Universidad, la segunda vialidad con más tráfico vehicular.

El bloque vehicular luego se trasladaba a Palacio de Gobierno, sobre todo en las horas pico, en donde los polis viales, sólo están como espectadores, pues no existe capacidad para dirigir el mostro vehicular.