CORRAL APRESURA A MARU EN SU DISCURSO<br> <br>GOBERNADOR LLEGA TARDE Y ALTERA PROTOCOLOv<br> <br>LE EXIGE ENTREGUE VIALIDAD<br> <br>UN GOBERNADOR MOLETO Y CORTANTE, NI SALUDO NI BESO

CORRAL APRESURA A MARU EN SU DISCURSO

GOBERNADOR LLEGA TARDE Y ALTERA PROTOCOLOv

LE EXIGE ENTREGUE VIALIDAD

UN GOBERNADOR MOLETO Y CORTANTE, NI SALUDO NI BESO



PARA ser exactos, la toma de protesta de la presidenta reelecta de la capital, María Eugenia Campos Galván, inició 51 minutos después de lo programado.

La razón se escuda, en el retraso en la llegada del gobernador del estado, Javier Corral Jurado, en un detalle de cortesía concedido por el ayuntamiento local y por la propia alcaldesa.

El gobernador Javier Corral, con casi una hora de retraso debido a que a las 17:00 se encontraba en Ciudad Juárez, en donde tomó la protesta al reelecto presidente municipal, Héctor Armando Cabada Alvídrez.

Fuera del retraso del gobernador y para recuperar el tiempo perdido, el protocolo se modificó en la capital; se auto tomó protesta el síndico municipal, Amín Anchondo y los mismo sucedió con la propia alcaldesa en donde ella mismo, asumió la protesta. Es decir, el gobernador no le tomó la protesta de ley.

En la presentación de presídium e invitados especiales, María Eugenia destacó la presencia del arzobispo de Chihuahua, Constancio Miranda Weckmann, la de la mamá de la alcaldesa, María Eugenia Galván y la ausencia del recientemente fallecido del empresario Federico Terrazas.

En el discurso, María Eugenia va por un Chihuahua más transparente, más seguro, como máxima prioridad y solidario, esa fue la lectura discursiva.

Maru Capos, leyó de “corridito” y por la misma razón sólo permitió tres pausas para el aplauso de los asistentes.

Aprovechó el discursos para exigir sin decirlo, que la Dirección de Vialidad, se ponga las pilas y ya señalice, además de manera adecuada la ciudad y que el trasporte urbano ya pase al Municipio. “los chihuahuense siguen esperando”, le dijo dirigiéndose al gobernador, Javier Corral.

:::::

EN El ámbito nacional, reconoció al nuevo gobierno federal que pronto asumirá con quien dijo habrá entendimiento para que lleguen los recursos en reciprocidad al municipio.

Y se pronunció de cara al nuevo gobierno, a favor de la vida y la familia. Maru se despidió con una emotiva bendición para Chihuahua, aunque lo desdeñable, es que lo hizo al igual que el gobernador, César Duarte Jáquez.

A la toma de posesión acudieron todos, los titulares de la milicia en el estado, los del poder legislativo, judicial y el propio ejecutivo estatal. Como no ocurrió en la toma de la nueva legislatura.

No es para menos, María Eugenia, es ahora, una posible sucesora y la que la debacle del corralismo en la capital, en el congreso local.

Corral se mostro y aunque felicita a la alcaldesa Campos, al final ni abrazo ni beso. Al gobernador no le agradaron los reclamos velados de la alcaldesa, la distancia se amplía entre palacios.