<b> JUÁREZ ENTRE LA OPACIDAD Y SOSPECHOSISMO<br> <br>INEVITABLE EL VOTO POR VOTO<br> <br>AL PRI LE URGE OXÍGENO<br> <br>REYES SE REÚNE CON SU ESTRUCTURA</b>

JUÁREZ ENTRE LA OPACIDAD Y SOSPECHOSISMO

INEVITABLE EL VOTO POR VOTO

AL PRI LE URGE OXÍGENO

REYES SE REÚNE CON SU ESTRUCTURA



CIUDAD JUÁREZ es uno, tal vez el único, de los más de dos mil 500 municipios del país, en donde no hay resultados oficiales de elección del 01 de este mes, para la alcaldía, pese a ser el quinto o sexto en importancia de la nación.

Es decir, no se trata de un municipio perdido en la sierra madre occidental, tampoco es una ciudad controlada por la guerrilla y mucho menos uno de los 500 que existen en Oaxaca en donde la nuevas tecnologías no han llegado.

Esta situación deja muy lejano al árbitro electoral de los temas de certidumbre y transparencia, por el contrario, da paso a la opacidad y sospechosísimo oficial.

:::::

AYER se concluyó el recuento de mil 400 paquetes electorales pero no hay resultados o más bien dicho no los han querido dar a conocer, pero tampoco manifiestan un argumento para mantenerlos ocultos.

Lo único claro de esa elección, es que los números están parejos y que el triunfo será para o para el Independiente, Armando Cabada o para el morenista González Mócken.

Faltan por recontar 378 casillas, las que podrían ofrecer luz, el pero es que a solicitud de Morena se han reservado mil 400 actas, en donde hay dudas manifiestas; eso ya huele a que la elección se va a judicializar.

Ir a los tribunales, primero el estatal y luego al federal, significaría el conteo de todos los votos de todas las casillas.

La pregunta de por qué de una vez no se hace el recuento y que se otorgue el triunfo a quien lo hay obtenido.

Ahí está el “gato encerrado”; dicho de otra manera, la consigna en favor y en contra de uno y otro en una operación que desde luego no es la voluntad de los ciudadanos que habitan en esa frontera.

::::

DE REGRESO a la capital y en la vivienda de enfrente, las cosas se le empiezan complicar para el dirigente estatal, Omar Bazán Flores, por su trabajo pre y resultados post electorales.

Los grupos al interior del partido están reclamando la renovación de la dirigencia estatal y hasta de los sectores tradicionales. Dos temas son fundamentales en los recursos económicos que no fluyeron y la simulación. Ambos llevaron al PRI al tercer lugar de las preferencias electorales.

Ayer el ex candidato a senador reunió a su equipo de trabajo en una comida en donde hubo planteamiento muy serios, en cuanto la renovación del partido y su propia reconstrucción.

No se generaron nombres para el rescate político y electoral del PRI, pero quedó en claro que este grupo estructural ha marcado distancia con la dirigencia estatal, luego de que se fueron solos a la elección, es decir, los abandonaron a su suerte.

Pese a ello y a la derrota misma, la estructura del reyismo generó 326 mil votos al PRI, lo que en política resulta, un enorme tanque de oxígeno.