<b> SE APAGAN LAS CAMPAÑAS POLÍTICAS<br> <br>CONTRASTE, LAS INSTANTÁNEAS DE CAMPAÑA O LA REALIDAD<br> <br>LA TEORÍA DEL DECLINE Y LA ELECCIÓN DE ESTADO</b>

SE APAGAN LAS CAMPAÑAS POLÍTICAS

CONTRASTE, LAS INSTANTÁNEAS DE CAMPAÑA O LA REALIDAD

LA TEORÍA DEL DECLINE Y LA ELECCIÓN DE ESTADO



FINALMENTE en la media noche de ayer cerraron su ciclo las campañas electorales, para dar paso al análisis y reflexión sobre quiénes nos habrán de gobernar y representarán en las sindicaturas y cámaras legislativas. El domingo es la elección, desde luego que el voto duro no va a cambiar y el gelatinoso se termina convirtiendo en duro.

El espectro del 38 por ciento de los electores, que según las encuestas no han tomado una definición o no la han manifestado, serán quienes del el rumbo a la elección en cualquier sentido, pero tampoco significa que vayan por un sólo partidos o candidato (Independiente).

Si las fotos instantáneas llamadas encuestas que se mostraron durante las campañas resultan certeras, el tabasqueño de Morena sería el próximo Presidente de la República, pero hay un par de hipótesis que por ahora no se han despejado: El decline del tercero o la elección de estado.

El periódico Reforma en su edición digital, tiene un video aparentemente pagado por el sector empresarial, en donde se promueve la teoría del decline del tercero por el segundo lugar en la carrera presidencial, dirigido a Anaya y a Meade.

Se busca al patriota, al héroe que reconozca que desde el tercer lugar reconozca que no tiene posibilidades y que por lo tanto, debe ceder sus votos, el voto útil al segundo lugar.

El planteamiento no es descabellado, de hecho existen expresiones de intelectuales, académicos y grupos de la sociedad civil para que así ocurra y se evite la llegada del mal llamado “moderno” socialismo, con Andrés López Obrador. Así de claro son los pronunciamientos.

Si no ocurre un decline, el Estado podría estar preparando su propia elección, aunque la pregunta es el cómo, cuando la mercadotecnia y comunicación política han fallado o socialmente no penetraron, para trasladar las preferencias a su candidato, José Antonio Meade Kuribreña.

Cómo hacerlo una elección de estado, en un sistema democrático, es una tarea demasiado compleja, cuando la estamos en la era de la tecnología y en donde cada sufragante es un video-vigilante.

Hasta este momento circulan versiones, sobre el crayón que se borra, papel electoral que no es de alta seguridad, videos en donde se estregan boletas que ya están marcadas, compra de votos, una gasolinazo a la inversa y vendrán más ideas y expresiones que se pueden convertir en psicóticas el día de la elección.

El llamado al decline sería para este día, un día después de que concluyeron las campañas de acuerdo al reto-llamado empresarial. Veremos que sucede.

Si viene una elección de Estado, esta ya debe de estar operando y como expresó la oposición en el Estado de México, sabíamos que iba a ocurrir, pero no cómo.