<b> LA FEDERACIÓN SE LLEVA EL TROFEO<br> <br> EXHIBE INEFICIENCIA ESTATAL<br> <br>OPERACIÓN DE INTELIGENCIA SIN SANGRE<br> <br>HOY VIERNES, EL TURNO DE LA CONEJA</b>

LA FEDERACIÓN SE LLEVA EL TROFEO

EXHIBE INEFICIENCIA ESTATAL

OPERACIÓN DE INTELIGENCIA SIN SANGRE

HOY VIERNES, EL TURNO DE LA CONEJA



LA CABE duda que al arresto de Carlos Arturo Quintana alias El 80, tiene amplias implicaciones y muchas connotaciones, más de las que se le pueden atribuir a un violento delincuente, líder regional de una de las bandas criminales que opera en Chihuahua.

Hace 22 meses, cuando el actual gobernador Javier Corral Jurado, estaba en campaña, en gira por la región noroeste le informaron quién era El 80; de su influencia criminal y peligrosidad.

Tan fue así que, que le otorgó un plazo de 72 horas para que abandonara el territorio estatal, peso sólo fue eso, pues ni el delincuente se fue ni Corral lo aprehendió.

Pasaron 19 meses del gobierno de Corral y no pudo detenerlo, mientras que el narcotraficante materialmente incendió el noroeste de la entidad; en su haber debe de tener decenas de asesinatos.

En negro o rojo panorama, como usted lo quiera ver, ayer por la mañana se registró un viraje de 180 grados, después de un operativo realizado por un comando de élite del Ejército y Policía Federal donde se detuvo en Namiquipa al delincuente.

Semanas a meses de un trabajo táctico de inteligencia, no lo sabemos, trajo como resultado el sorpresivo y exitoso operativo en donde se detuvo a El 80, sin que se disparará un solo tiro.

Los lugareños dicen que todo mundo sabía dónde habitaba, dónde se resguardaba la droga, los vehículos, el armamento y el recinto de sus escoltas. Todos implica a todos los niveles, pero por una o varias razones, nunca se le detuvo, de hecho ni se intentó.

:::::

DEBIÓ intervenir el Ejército, una de las instituciones de mayor credibilidad en el país, para que se capturara al líder del cartel denominado La Línea, en una operación quirúrgica, limpia, de precisión en donde se exhibe a la autoridad estatal.

Se pone de manifiesto también el poder de la milicia y por lo tanto de la Federación, en donde se deja un claro, el mensaje para el gobierno de Chihuahua en su posicionamiento contra el gobierno central.

Los militares y agentes federales vinieron por El 80; a nadie le avisaron y la autoridad estatal se enteró, a través de los medios digitales, a quienes les llegó un “Tuit” del secretario de gobernación, Alfonso Navarrete Prida, previo a la rueda de prensa que ofreció el Gabinete Nacional de Seguridad.

:::::

EN LO POLÍTICO, hay otras connotaciones, al utilizar a un grupo élite del Ejército sin informar a la autoridad local, y se convoca a una rueda de prensa a periodistas nacionales y extranjeros como si se tratara de El Chapo Guzmán o Caro Quintero, cuando decíamos, se trata de un liderazgo local, pero la Federación dejó constancia que fueron los ellos y no el gobierno estatal quienes se llevaron el trofeo.

Queda claro en la lectura común, por si se quiere considerar en lo político que venir por La Coneja, por ejemplo, sería como quitarle una paleta a un niño, si se realiza un operativo similar.

El gobernador Corral, luego de 12 horas de ocurrido los hechos envío un comunicado en donde asegura que se trató de “un trabajo coordinado con la Federación en donde minamos la delincuencia”, (SIC).

:::::

POR CIERTO que este viernes, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, La Coneja tiene audiencia con el juez federal Moreno, en los tribunales federales de la Mirador. Ojo con la audiencia y lo que dicte el Juez, pues hay que recordar que hace una semana, ordenó su traslado a un Cereso Federal y que la fuerzas estatales lo impidieron, en desacato a la orden federal.

Cuidado, porque si ahora el juez pide la intervención del Ejército, suponemos que no habría oposición, pues el Ejército podría literalmente tomar las instalaciones, como lo hicieron los ministeriales en viernes anterior.